Sagas & series: The Walking Dead, se comieron la parte del cerebro que genera ideas


53336-the-walking-dead-inescia-the-walking-dead
Y por fin llego el final de la tercera temporada de The Walking Dead, y la mayoría nos estamos replanteando si seguir viéndola o no tras el final desastroso que vimos. Antes de intentar entender lo que se está haciendo con esta serie, repasemos la temporada.
Todo empezó con el grupo diezmado de Rick llegando a una cárcel. El lugar es un refugio perfecto, ya que tiene enormes rejas y muros, se puede auto aislar por dentro en secciones y cuenta con armas anti motines. Mientras, Andrea y Michonne (personaje del comic que hace su aparición) llegan a Woodbury, un pueblo fortificado y comandado por el auto dominado Gobernador.
Con esa trama todos suponíamos que íbamos a estar ante una temporada genial y redonda. Nada más lejos de la realidad.
Las cagadas de los guionistas fueron varias. Y con esto no me refiero al ya cansino tema de la calidad de la adaptación, algo ya aclarado a inicios de la primera temporada, si no que como material independiente en sí, la serie logra dar vergüenza ajena más de una vez. Repasemos las incongruencias.
TheWalkingDead_S2_ep01_Z04.jpg_cmyk
Quienes ven la serie desde el principio recordaran que todo empezó en Atlanta, después se alejaron de la ciudad y terminaron en la granja de Hersell, para luego salir y dar mil vueltas que llevaron a los personajes a la prisión. Bueno, parece que las distancias en la serie son aleatorias, porque desde la prisión, manejando unas pocas horas se llega a Atlanta, y caminando, en medio día se llega a Woodury. Eso o los personajes son medio pelotudos y se la pasaron dando vueltas en círculos en la misma zona.
A esto hay que sumarle la incapacidad de los guionistas para construir en el Gobernador un villano sólido. Si, el tipo era un hijo de puta que mataba sin titubear, pero es que si tardas más de 5 capítulos en cruzar al protagonista con el antagonista, poca odio puede generar un personaje…
Pero si hablamos de personajes, todas las miradas caen en Andrea, y no precisamente por estar muy buena (que lo está). Seguramente estemos ante el personaje más idiota e incoherente en años. La pobre de Laurie Holden tuvo que hacer de rubia tonta que no ve lo que está pasando delante de sus narices; y cuando lo ve, actúa como una lela. Una injusticia para un personaje que en los comics dio muchísimo jugo, y para una actriz que además de ser un camión, actúa bien.
A eso hay que sumarle que los zombies son un personaje relegado a casi un tercer lugar. Si bien muchísimas películas demostraron que los muertos estando en fuera de campo aún son útiles y dan miedo, acá nunca se les supo sacar provecho salvo cuando aparecen en hordas. Un desperdicio porque el acabado final del aspecto de los muertos es muy superior a muchas pelis.
the-walking-dead-book-1-30-mil_MLC-F-3351862550_112012
Lo peor de todo es cuando uno ve la serie, nota talento en algunos aspectos. Claro ejemplo son los hermanos Dixon, personajes inventados exclusivamente para la serie que supieron ganarse cariño en la gente. Tanto que son los protagonistas del por ahora único videojuego basado oficialmente en la serie.
Ante un material tan mediocre la baja de audiencia y críticas negativas no se hicieron esperar, y aun no se sabe si habrá una quinta temporada luego que se venza el contrato para la cuarta.
En opinión personal la serie no debería continuar más alla de la confirmada cuarta temporada. Siendo amante de los zombies y lector del material original, me da pena decirlo. Pero la cosa no da para más, y es preferible que la cosa termine con un final digno antes que la estiren y se vuelva cada vez peor.
Desde este humilde lugar TWD paso de ser una serie imprescindible a ser una que da igual si se ve o no. Una lástima por Rick y su grupo (en especial Maggie).
Un saludo pudriéndome de aburrimiento.
Nota: 5
Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

Series & Sagas: The Walking Dead


Texto de nuestro autor invitado, Jorge Marchisio

The Walking Dead es la adaptación del comic homónimo creado por Robert Kirkman. En su versión impresa (en blanco y negro, salvo las tapas y contratapas) se nos cuenta la historia de Rick Grimes, miembro del cuerpo de policías de una ciudad aledaña a Atlanta que es herido en un tiroteo. Luego de pasar semanas en coma, se despierta y descubre que el mundo se fue al carajo y que los muertos han revivido.

Con el tremendo éxito del comic, creció el rumor de una adaptación. Primero se barajó la idea de una película, pero la cadena AMC compró los derechos y terminó produciendo una serie. En mi opinión, creo que fue una elección muy acertada, ya que en la tira impresa suceden demasiadas cosas como para caberlas dentro de una película (por más que se filmen varias).

Lo primero que se supo sobre la adaptación fue que estaría a cargo de Frank Darabont, el director de Milagros inesperados, Sueños de libertad y La niebla. Luego se confirmó que actuaría como productor y que escribiría y dirigiría un solo capitulo. Algo que, en el transcurso de la serie, se hizo sentir bastante.

Pero no nos desviemos del tema. En su versión televisiva, The Walking Dead arranca igual que el original. Rick es herido de bala, pasa un tiempo en coma y se despierta. Luego de ponerse al tanto de la situación, comienza su camino hacia Atlanta, donde se supone que está su familia. A partir del segundo capítulo, ya la cosa empieza a distanciarse del comic, con personajes y situaciones totalmente nuevos.

Ante la queja de los fans, los productores –con el propio Kirkman a la cabeza–  salieron a decir que la serie presentaría un universo paralelo al que se vio en el comic. Es decir, no sería una adaptación exacta, sino que se explorarían otras posibilidades.

Si bien costó acomodarse a estos cambios, el verdadero problema de la serie fue que, de un capítulo a otro, cambiaba de tono, y varios episodios dejaron la sensación de que “no pasaba nada”. Esto puede ser achacado a la ausencia de un guionista fijo. Los escritores y directores fueron turnándose, y aunque esta práctica es común en muchas series, en este caso la rotación impidió que el show construyera una personalidad propia.

Casi en el capítulo final (que es bastante mediocre para ser un season finale), se confirmó una segunda temporada con el doble de episodios, que se estrenó un año después, con Darabont únicamente como productor y ya desligado del proceso creativo. De entrada, se supo que el arco argumental sería el de “La granja de los Greene”, lo que hizo fruncir los seños a los fans del comic.

La segunda temporada tuvo varios buenos capítulos, pero al centrarse únicamente en dicho arco argumental, que no daba mucho material de sí, se vio mucho relleno que rozó la tontería, y que dejó otra vez esa sensación de “no pasa nada”.

Además, al contar con menos presupuesto, el producto final se vio directamente afectado, con una sola locación y menos muertos vivos en pantalla. De todas formas, repito, se vieron buenos capítulos, y el cierre de la temporada terminó a pleno y dejó la puerta abierta a una de las mejores tramas del comic, si no la mejor, con la participación de uno de los personajes más queridos y el villano definitivo de la saga.

Y fue así como se llegó a la tercera temporada. Ocho meses después de los incidentes en la granja de Hershel, Lori está a punto de parir y el grupo de sobrevivientes, con Rick como líder incuestionable, encuentra lo que en apariencia sería el refugio perfecto: una prisión.

Mientras tanto, paralelamente, Andrea (dada por muerta por sus amigos) y Michone (un personaje nuevo) continúan su camino, sin saber que se están dirigiendo hacia la ciudad controlada por El Gobernador.

Ya van dos capítulos y la cosa promete. El arco argumental de “La prisión” es, por lejos, el mejor de todo el comic, y los productores confirmaron otra temporada más, además de aclarar que la prisión durará varias temporadas.

Los amantes de los zombies, por más quejas que tengamos, agradecemos que se haga una serie con ellos y que se tome en serio el género. Solamente esperamos que el nivel de la nueva temporada se mantenga de acá en más.

— Jorge Marchisio

http://acanosecoje.blogspot.com.ar