Cine/ Animé & mangas: película CG Saint Seiya the Movie


Safari18

Aunque todavía estamos con un poco de malestar estomacal con los resultados que nos da Saint Seiya Omega Aun nos queda esperanza de  que las noticias sobre este proyecto nos aliente y nos dé una bocanada de aire fresco. Yo trato de ser objetivo a la hora de analizar SS Omega pero como fan de la serie clásica estoy muy shockeados por todos los giros nuevos e inesperados que dieron en esta serie, ya que básicamente modificaron gran parte del mundo de SS y si bien lo justifican a lo largo del anime, aun así, no tienden a ser explicaciones muy clara, en especial cuando se tiene un montón de series paralelas tanto en mangas como en anime y Ovas que respaldan un tipo de mitología, ejemplo la reencarnación de los distintos caballeros dorador y sus semejanzas a la hora de dibujarlos, es decir, su apariencia es muy parecida aunque sus personalidades pueden cambiar, algo que respetaron en Lost Canvas, Next dimensión, Episodio G, etc. Por ejemplo. Y que en esta nueva serie cambiaron completamente pero todo esto será para otra nota.

Volviendo a lo que nos compete en esta nota, Kozo Morishita, el director de Toei Animation (una de las empresas niponas más grandes en materia de anime y otros tipos de entretenimientos como el súper sentai), ha anunciado en el evento MIPCOM de Cannes, en Francia, que espera que la película CGI Saint Seiya the Movie esté completa en julio de 2013. Moroshita ha añadido que también está considerando el producir una nueva serie de Saint Seiya tras el estreno del film, ya que el argumento de este podría dar inicio al argumento de el animé ambientado en el mundo de Saint Seiya.
En cuanto a la posible nueva serie de televisión, Morishita ha dicho: “En el pasado habríamos hecho primero la serie de televisión y luego la película, pero hemos descubierto que lanzar una película antes de embarcarse a desarrollar una serie es una estupenda manera de comprobar el apetito de la audiencia y de limitar los riesgos y además lanzando una película antes de comenzar a producir una serie serviría para apreciar el “apetito” de la audiencia y se limitarían los riesgos. “.
Según Morishita sobre la película 3D: “En comparación con otras películas de Toei Animation, la de Saint Seiya tendrá un presupuesto de primer nivel y será en CGI 3D y en 3D estereoscópico. La audiencia japonesa todavía no está acostumbrada a las películas estereoscópicas, pero creo que es crucial ofrecer una versión 3D para territorios como China“. Keiichi Satou (Tiger & Bunny, Ashura) se encargará de dirigir la película. Tomohiro Suzuki, que fue guionista de varios episodios de Tiger & Bunny, se encarga del guión. La película se cataloga como “el nuevo proyecto de Masami Kurumada“, autor del manga original, y se le dan créditos por la historia original. Toei Animation confirmó la producción de esta película en febrero de 2011.

La principal expectativa con esta película de SS tiene que ver con toda la buena repercusión que habían tenido los anteriores Ovas que tratan sobre la guerra contras de Hades y la excelente calidad y animación ofrecida en los OVA de S.S. “The Lost Canvas”, sin embargo como digo al principio mucho también tiene que ver ese gusto amargo que nos deja SS Omega para los fans de la saga clásica, y escuchar que van a alargar algo de esa era es muy excitante en especial cuando nunca se pudo apreciar la historia del arco del cielo, una arco argumental que siempre tuvo su presencia en la mente de todo fan que tenía conocimiento de ella ya que el mismo autor comento toda la intención de hacerla en su momento pero aun hoy en día sigue siendo un deseo inconcluso que sirve de motor para muchos rumores y especulaciones, acordémonos que este arco nunca fue producido en ningún medio audiovisual y que cuando el autor iba a empezar a desarrollarlo, le habían parado los pies ya que solo querían que cierre la publicación del manga en la saga de Hades.

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>

Wallpapers


Aprovechando que hemos recopilado muchas imágenes y Wallpapers de las series y películas para Facebook y el Blog, les traemos aquí 4 packs para que disfruten.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Avenger

descarga

Peliculas

descarga

Saint Seiya

descarga

Game of Throne

descarga

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>

Íconos de la segunda oleada de animé y manga en la Argentina: Parte 3


Finalmente llegamos al último caballo de batalla del tridente que conformó la segunda oleada de animé y que colocó los cimientos del género en la Argentina a nivel comercial y social, lo que permitió que muchos otros títulos y propuestas pudiesen llegar acá de una mejor manera y sin tantos prejuicios culturales que tanto habían marcado al animé en sus primeros tiempos.

Ya pasaron 12 años aproximadamente desde la última vez que Sailor Moon pisó pantalla alguna en Argentina, pero es dificil olvidarse de ella. Es este uno de los títulos que ayudó a revivir el concepto “que copado es el anime!” en Occidente, en Argentina y también en toda América Latina. Asimismo, hay que agradecer que, en cierta forma, “desnerdizó” al grupo de fanáticos de cada país, ya que era una serie que llamaba la atención tanto a los televidentes casuales como a los más acérrimos otakus (término que no se conocía hasta ese entonces y que tecnicamente significa una persona con fuertes intereses, aunque hoy en día se usa para definir a los fans de animé y manga).

Como en el caso de Saint Seiya en su Japón natal, no se le puede otorgar a Sailor Moon los mismos méritos que tuvo acá, pero sí otros propios. Por ejemplo, fortaleció el género “magical girl“,  cuando el mismo ya estaba muy decaído. Decenas de series y mangas agradecen hoy su existencia y el talento de Naoko Takeuchi, su autora, quien curiosamente también se caso con el mangaka Yoshihiro Togashi, el autor de Yuyu Hakusho y Hunter x Hunter.

El orígen de Sailor Moon se remonta a 1991, cuando Naoko inició un nuevo manga en el trimestral Run Run de Kodansha. Se trató nada menos que de Codename wa Sailor V . De tal manera agradó este piloto a la editorial, que se propuso emprender inmediatamente un animé del manga junto con la gran compañía TOEI Animation. Sin embargo, la autora prefirió crear una obra completamente renovada, a la que Sailor V se integraría. Su proyecto multimediático consistió en un manga escrito por ella misma, otro hecho por la casa y el animé que todos conocen, para el cual se crearon 5 arcos argumentales: Sailor Moon (46 episodios correspondientes a los tomos 1 al 4 del manga); Sailor Moon R (43 ep. correspondientes a los tomos 4 al 7); Sailor Moon S (38 ep. que se corresponden a los tomos 7 al 10) ; Sailor Moon Súper S (39 ep.  correspondientes a los tomos 12 al 15) y finalmente  Sailor Moon Star (34 eps. que corresponden a los tomos 16 al 18).

La premisa fue y es muy simple pero súper efectiva. Se trata de las aventuras de 5 chicas, de las cuales una resalta por lo idiota y atolondrada, pero también por su buen corazón y por la amistad que la une al resto del equipo. Eso sí, estas aventuras no fueron las que se podrían esperar de un típico y meloso shojo (mangas para adolescentes femeninas). Las chicas tienen todas la misma edad pero personalidades completamente diferentes y, en situaciones de peligro, se transforman en Sailor [insertar planeta o satélite natural]. Estas transformaciones y situaciones se repiten capítulo a capítulo, pero son tan adictivas que da igual que no varíen en nada. Además, siempre hubo lugar para la comedia en esta serie, ya sea por la idiotez de su protagonista, las intervenciones de las demás chicas o lo delirante de los enemigos de turno. Salvo, claro está, cuando llega el final de cada temporada y todo se vuelve más dramático, lacrimoso y hasta mortal.

La peculiar protagonista se llama Usagi Tsukino – Serena en el doblaje – y es acompañada por sus compañeras Ami Mizuno (AMY/Sailor Mercury), Rei Hino como Sailor Mars, Makoto Kino (Lita/ Sailor jupiter) y Minako Aino (Mina/Sailor Venus o V). Tambien está el interés amoroso de Serena, Mamori Chiba – Darien en el doblaje – quien se transforma en Tuxero Mask, nada menos que el guardián del planeta Tierra.

Sailor Moon se extiende  a través de 5 series de anime, 18 tomos de manga, tres películas, 29 musicales, incontables videogames y merchandising, una serie “live action” (o sea, con protagonistas de carne y hueso) de 49 episodios, más de 2 especiales y hasta un musical “live action”. Gracias a esta serie y a su influencia, pudimos ver productos de las Clamp como Sakura Card Captor o Magic Knight Rayearth, Puella Magi Madoka Magica Corrector Yui, etc ( las dos ultimas no son de Clamp).

La repercusión de Sailor Moon en Japón fue inmediata, pero no sucedió así en EEUU. En su primera difusión por televisión estadounidense, la serie fue cancelada a la mitad del segundo arco, es decir, Sailor Moon R. Esta primera tanda de episodios sufrió una incontable cantidad de correcciones y censuras. Por suerte, tras la cancelación surgió una renovada demanda por la franquicia y la serie se volvió a emitir. Los nuevos episodios, particularmente desde Sailor Moon S, pasaron a respetar al producto original, salvo detalles que se deben más por torpeza que por otra cosa.

De la serie “live action” – que es la más reciente en cuanto a emisión y que se llama Pretty Guardian Sailor Moon – se puede rescatar el nuevo logo oficial, que aparece en las nuevas reediciones del manga y sus derivados, y también que la gata Luna, confidente y protectora de Serena, puede transformarse en Sailor. La serie no es muy diferente de los clásicos super sentai (el género al que pertenece Power Ranger), pero se actualizó en lo referente a la vestimenta y los accesorios.

Para cerrar este ciclo de artículos sobre la segunda oleada de animé, debo advertirle algo a los lectores. Ciertos grupos elitistas del animé plantean que lo que yo llamo una segunda oleada es en realidad una tercera. La primera oleada, según estos, estaría conformada por tanques como Capitan HarlockHeidiMeteoro(Mach Go Go Go), Mazinger, Macross/RobotechCandy CandyAstroboy  y Kimba el león blancoSin embargo, personalmente considero que esta supuesta primera oleada no tuvo la fortaleza para diferenciarse de las series norteamericanos de aquella época (como He-ManLas Tortugas Ninjas, Los cazafantasmas, etc.). Para mí, una oleada es un momento de quiebre o modelación cultural donde un nuevo evento rompe con o modifica un paradigma preexistente. Lo que los susodichos elitistas llaman la primera oleada, según mi criterio, no lo es porque no impuso la moda del animé como sí logró hacerlo la oleada del 80 y 90 – la verdadera primera oleada – que estableció los conceptos otaku, animé y manga. De todas formas, estos conceptos se terminaron de popularizar recién con la segunda oleada a la que nos referimos en estos artículos. La misma se masificó de manera contundente con los tres animés que tratamos en estas notas y que continuaron la popularización de la animación japonesa que había empezado en la oleada anterior. Este efecto se puede ver a simple vista con el merchandising que se difundió por todos los estratos sociales y comerciales y que generó una moda que hoy en día se considera cotidiana.

Una cosa curiosa es que hoy en día el animé está en declive por los servicios online y de piratería. Es mucho más fácil descargar o mirar animé por Internet – muchas veces de manera totalmente gratuita – que pagar por una copia física. Agregándose a eso, que la animación norteamericana recuperó buena parte del terreno perdido a la industria nipona, gracias a grandes producciones como Ben 10 y Generator Rexhíbridos orientales-norteamericanos como Avatar, la leyenda de Aang y producciones en 3D y CGI como Ultimate Spiderman y Green Lantern: The Animated Serie(series que empezaron a emitirse hace poco). Sin embargo, no se puede negar la influencia de la animación japonesa en los dibujos estadounidenses, que han mejorado su nivel de diseño y calidad visual, proceso que también se puede notar en sus productos y juguetes.

 

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>

Íconos de la segunda oleada de animé y manga en la Argentina: Parte 1


El fenómeno de Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco en la Argentina) es un caso interesante. Es una serie que se convirtió en un hito mundial, y que llegó a la Argentina como uno de los principales caballos de guerra – junto con Sailor Moon y Dragon Ball – de la segunda oleada de animé en el país. Con sus luchas constantes y sus derrames industriales de sangre, este animé conmovió a multitudes como pocas veces se ha visto. En lo personal, recuerdo el álbum de figuritas de Saint Seiya, que intenté completar junto con mis amigos del colegio. Y, para la misma época, también recuerdo lo orgulloso que me sentí por el mero hecho de que el más poderoso entre los caballeros dorados llevaba mi propio signo.

Lo curioso es que Saint Seiya no cuenta con el mismo grado de popularidad en su Japón natal. Ni siquiera le llega hasta las rodillas a otros animés, como las sagas de Gundam, las cuales ocupan, en el contexto cultural japonés, un lugar parecido al de Star Trek en Estados Unidos (tal es el caso, que el mismo gobierno japonés financió la construcción de una gigantesca estatua en honor a la serie, y hasta llegó a pedir que se cotizara la posible construcción de un verdadero Gundam). Por lo tanto, algunos se preguntarán por qué Saint Seiya no tuvo tanta acogida en su propia tierra, cuando en el resto del planeta ha hecho estragos. Así sucedió en Francia, por ejemplo, donde se transmitió la primera emisión de la serie fuera de Japón (algo sorprendente, ya que, por regla general, son los vecinos asiáticos los primeros en emitir las series niponas) y donde resultó ser un éxito arrasador.

Como dije anteriormente, Saint Seiya, Dragon Ball Sailor Moon conformaron la segunda oleada de animé en la Argentina, luego de los primeros pasos aportados por Capitán Tsubasa (Super Campeones) y Macross (conocido en nuestro continente como Robotech, versión occidental que recopiló material de tres shows distintos, Fortress MacrossCavalry Southern Cross y Genesis Climber Mospeada), entre muchos otros.

Pero regresemos a los caballeros atenienses. Como casi todo animé, Saint Seiya está basado en un manga. Este último consta de tres arcos argumentales: “Saga del Santuario”, donde arranca el torneo galáctico que introduce a todos los personajes; “Saga de Poseidón”; y, finalmente, la “Saga de Hades”. Los dos primeros arcos fueron los que se conocieron por televisón, más una saga inventada, la “Saga de Asgard”, que se basa en un unitario del manga que fue escrito y publicado sin intervención del creador de la obra, Masami Kurumada. “Asgard” fue incorporado al animé para hacer tiempo, ya que, para ese entonces, el animé había alcanzado la historia del manga hasta el cierre de “Santuario”, y el autor del mismo todavía no había completado la “Saga de Poseidón”. Fue el principio del fin para Saint Seiya, por lo menos en Japón. La serie no pudo remontar su nivel de audiencia y no se llegó a completar la “Saga de Hades”, la más prometedora entre los tres arcos argumentales. Encima, se tuvo que abandonar la promesa de producir una “Saga del Cielo”, que hubiera completado la tríada divina del Olimpo. El 14 de febrero del 2004, apareció en los cines japoneses un intento de retomar esta última promesa, pero fracasó porque su trama resultó ser demasiado confusa para los fans, quienes, sin embargo, no le quitaron mérito al excelente nivel gráfico de la película.

Tras constantes pedidos de miles de fanáticos alrededor del mundo para que se completara la versión animada de la “Saga de Hades”, y luego de 12 años, una productora volvió a apostar por los caballeros atenienses. En este caso, lo hizo a través del formato OVA (video animado original, por sus siglas en inglés. Esto significa que la serie o los capítulos de una serie se lanzan directamente en video, con una calidad superior a los capítulos que se transmiten por televisión). La chispa que alentó el relanzamiento de Saint Seiya fue un video hecho por un fan francés llamado Jérome Alquié (compartida al pie de esta nota). A él le debemos todo el revival de Saint Seiya, que produjo el OVA de la “Saga de Hades”, dividida en tres capítulos – Sanctuary, Inferno y Elysion – y además dio paso a las publicaciones de Episodio G, Lost Canvas y Next Dimension (esta última escrita por Kurumada). Hoy en día, se habla de una nueva serie, con una renovada generación de caballeros, llamada Saint Sieya Omega. Los caballeros volvieron para quedarse. Y ya se puede ver el trailer en YouTube de una nueva película, de la que hablaré más adelante.


(Lee la entrevista con Jérome Alquié sobre su video: https://www.facebook.com/note.php?note_id=118460541558169)

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>