La segunda muerte: Entrevista a Santiago Fernández Calvete


La segunda muerte

 

Entrevistamos a Santiago Fernández Calvete, director de La segunda muerte, un buen exponente del género fantástico argentino.

La película esta protagonizada por Agustina Lecouna, Guillermo Arengo, Tomás Lizzio, Germán de Silva, Mauricio Dayub y gran elenco.

FBC: ¿Como te inicias en el mundo del cine?

S.F.C.: Desde chico me gustaba dibujar, hacer historietas y escribir cuentos. También filmé algunos minutos con una Súper 8 de mi abuelo. Pero una vez participé de un comercial, como actor, digamos, cuando tenía 10 años. Era un comercial de un vino, uno en el que al final aparecía la cajita en una cascada. El comercial se filmó en Buenos Aires, y me acuerdo que me invitaron a ver cómo filmaban la cascada. Me dio curiosidad saber dónde había una cascada en Buenos Aires. Finalmente descubrí que era una cascada de dos por dos en la entrada de un restaurante. Me pareció fascinante descubrir cómo el cine engaña al ojo, cómo miente dulcemente. Y cuando tuve 20 empecé a estudiar orientado al guión.

FBC: ¿Nos podrías contar como se gestó el proyecto de La segunda muerte, tu opera prima?

S.F.C.: Era una idea que había estado dando vueltas en mi cabeza durante mucho tiempo. Como desde los 15 o 16 años, que en una reunión con amigos pensé que una de las cosas que más terror podrían causar es una aparición mariana. Tiempo después se hizo un concurso de mediometrajes de terror, y con mi hermano bocetamos una historia que finalmente no prosperó. Pero me quedé con las ganas de escribir un largo con la idea y así fue. El primer borrador fue del 2007 y la película se terminó filmando a fines del 2010.

FBC: ¿Que referencias tuviste a la hora de abordar el género y que opinas del momento que esta atravesando?

S.F.C.: Yo soy un amante del cine, veo terror, policial, comedia, veo todo lo que puedo. Creo que sería imposible saber cuáles fueron mis influencias. Sí sé que en La segunda muerte algunos ven elementos del cine asiático de terror, otros ven algo de Twin Peaks, y otros algo del cine negro. Yo traté de ser fiel a la película que me había imaginado, que tenía elementos de muchas fuentes diversas, de todo lo que había visto a lo largo de mi vida. Cuando estuve por filmar me di una sobredosis de cine de terror y fantástico. Tal vez por temática la que más he visto fue El exorcismo de Emily Rose, que plantea un debate entre ciencia y religión.

FBC: El terror y la religión es casi un subgénero. ¿Cómo entendés esta relación tan prolífica en el mundo del cine?

S.F.C.: La religión es uno de los temas más comunes a toda la humanidad. Son pocas las personas que no se han vinculado nunca con una religión. La religión es fascinante, sea por fe o como objeto de estudio y el cine no podía permanecer ajeno a eso.

FBC: Hay dos aspectos técnicos que llaman la atención en la película, el sonido y el color. En cuanto a los efectos de sonido, están bien usados, ajustados a determinados momentos, y no se abusa de este recurso como viene pasando en muchas películas de terror en los últimos años. Con respecto al color, hay dos registros distintos y el monocromático es el que predomina en la mayor parte de la película. ¿Nos podés contar como se trabajaron o que tuviste en cuenta en relación a ellos?

S.F.C.: El color tiene dos tratamientos, uno desaturado que es para el presente y uno saturado para el pasado (sean los flashbacks narrativos o las visiones del vidente) La idea era respetar el conepto de un presente apagado y un pasado mucho más furioso y que aún está vivo.
Con el sonido se hizo un trabajo muy metódico. El sonido directo fue tomado por la misma persona que hizo la mezcla y la música. Nos inspiramos en la banda de sonido del videojuego Silent Hill, nos gustaba de ese juego la atmósfera perturbadora, de peligro inminente, de desconcierto. En La segunda muerte hay ruidos que no sabés si son de la música o de la escena.
la segunda muerte

FBC: El género fantástico esta pasando por un buen momento en Argentina, pero no tiene mucha tradición.

S.F.C.: Me parece que todo el cine de género esta comenzando a levantarse, tanto el fantástico, como el terror o la ciencia ficción, pero también el policial, el thriller. La tradición del policial existió siempre, en el caso del terror y el fantástico tal vez más en la literatura y el comic. Yo creo que es solo una cuestión de presupuestos. Hacer estas películas es caro, no la hacés en el living de tu casa con dos amigos. Para que se vea bien tenés que invertir dinero, porque si no lo hacés así, quedas como un cine de clase B. Creo que, además, hoy se perdió la vergüenza de decir que uno hace este tipo de cine y eso deja en evidencia que toda la industria entiende la importancia de hacer este tipo de películas. De hecho, el INCAA ha creado Blood Window que es una forma de ayudar a hacer, promover y vender cine de género argentino en el mundo.

FBC: Siempre hay anécdotas en los rodajes. ¿Te acordás de alguna para contarnos?

S.F.C.: Sí, me acuerdo que en la noche que filmábamos la lluvia sobre la iglesia y el cochecito de bebé humeando se empezaron a escuchar ruidos en la casa de al lado de la iglesia. Era una casa que estaba a disposición nuestra y no había nadie. Pero se escuchaba un lamento y ruidos muy raros. Parte del equipo, digamos femenino, estaba aterrado y nervioso. Todo terminó en un perro pulguiento que se había quedado atrapado. Otra cosa divertida fue el paso del tiempo. Una vez terminada la película, quisimos doblar algunos diálogos. Tomás, el actor que hace del niño clarividente, había crecido tanto que no podía doblarse a sí mismo, su voz había cambiado. Otro caso fue cuando tuvimos que grabar llantos de bebé. En la película parece que se escucha uno solo, pero son dos bebés. El que se ve en la película y el que tuve yo tiempo después y que ni imaginaba iba a tener.

FBC: La película participó en varios festivales internacionales. ¿Cómo fue el recibimiento del público y de la crítica?

S.F.C.: El público siempre respondió bien. La gente va y disfruta la película. En Corea (estuvo en el Festival PIFAN en Corea del Sur) luego de una función, un hombre se puso de pie y aplaudió exaltado. Yo no entendía qué pasaba, pero gritaba que amaba el cine argentino y que estaba encantado con la película. La segunda muerte se disfrutó en todos los lugares a donde fue. Las críticas siempre fueron buenas en el exterior.

FBC: Uno de los puntos críticos del cine argentino son las ventanas de exhibición que tienen las producciones nacionales. ¿Que recorrido esta teniendo la película en las salas?

S.F.C.: La película salió con 10 copias, lo que es un lanzamiento chico. Además, salió con poca inversión en publicidad. No es culpa de nadie en particular, claro está, es que el cine argentino generalmente sale así. A pesar de eso, hicimos un buen número, más de lo esperado dadas las circunstancias. Lo que demuestra que el público argentino está ávido de este tipo de películas.

FBC: ¿Tenés algún proyecto a futuro que nos quieras adelantar?

S.F.C.: Este año estaré filmando un thriller junto a Magma Cine, la misma productora de La segunda muerte, que pertenece a Juan Pablo Gugliotta y Nathalia Videla Peña. Es una historia de traición pero también una historia que habla de la falta de intimidad a la que estamos expuestos mediante el uso irresponsable de la tecnología. Por ahora se llama Testigo íntimo y se filmará a mediados de año.

 

Anuncios

Un pensamiento en “La segunda muerte: Entrevista a Santiago Fernández Calvete

  1. Pingback: Project of the week: La segunda muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s