Cine Clase B: La trilogía de Maniac Cop


maniac_cop_poster_01

El primer film fue concebido por una necesidad del director William Lustig (que prácticamente sin ideas pensaba retirarse del mundo del cine) y del productor y director Larry Cohen (que justo venía de un proyecto caído); en una reunión en 1987, dejando de lado un boceto para una secuela de Maniac (1980)con Joe Spinell ya que no había mucho material argumental, pensaron inicialmente aprovechar la, por ese entonces, exitosas producciones de ese año terminadas con la palabra Cop (Robocop, Beverly Hills Cop 2), para realizar un film exploitation con el título Maniac Cop desarrollando un guión slasher que cada vez iba tomando más forma como proyecto, el cual el propio Cohen se encargaría de escribirlo y producirlo.

El presupuesto fue muy exiguo, aportado por la recién creada productora Shapiro Glickenhaus Entertainment de James Glickenhaus junto a Lenny Shapiro y Alan Solomon, con el millón de dólares con el que contaban el equipo filmó por más de 21 días (3 en New York y los restantes en Los Ángeles porque era más barato) aunque al ver el material, los financistas aportaron otros U$S 100.000 en la post-producción para filmar dos días más, con escenas en helicóptero, contar con la presencia de Sam Raimi en un cameo como periodista y tener un score musical a cargo de Jay Chattaway, la edición corrió a cargo de David Kern y el coordinador de dobles y director de segunda unidad fue el griego Spiro Razatos (que tuvo una corta carrera como director), éstos últimos manteniéndose en toda la trilogía.

Los actores seleccionados fueron Robert Z’dar como el policía Matthew Cordell (que cae preso en la cárcel de Sing Sing en New York víctima de las malas artes de la corrupción en los estratos altos de poder y en el cual encuentra la muerte a manos de delincuentes que encerró), Bruce Campbell como el oficial Jack Forrest y Laurene Landon hace de Theresa Mallory (amante del oficial Forrest). El maquillaje que se le aplicó a Z’dar no estuvo dentro de lo esperado pero se debió a las limitaciones presupuestarias; esto quedó a cargo del especialista John Naulin, dándole una estética particular para que no fuera un zombi, sino algo más acotado y real. La película tuvo una muy buena repercusión (mayormente en video) e incluso en Francia William Lustig ganó en 1988el premio como mejor director en el Festival Internacional de Paris du Film Fantastique et de Science Fiction, generando que se estrene Maniac Cop 2 primero en este país.

Print

Ya en 1990 se comenzó a gestar su secuela con el mismo equipo técnico, productor y director contando con un presupuesto mucho más alto producto de la asociación de The Movie House Sales Company Ltd. y Fadd Enterprises, Inc. que aportaron 4 millones de dólares para realizar excelentes escenas de acción y superiores efectos especiales. Los nuevos actores que se suman al elenco anterior que se mantienen son Robert Davi como el teniente McKinney, Claudia Christian hace de una psicóloga policía y Leo Rossi como el asesino de prostitutas Turkell que se suma a las andanzas del policía maníaco con planes de rescatar a los presos de Sing Sing aunque Cordell tenga otros planes para ir allí. En esta trama argumental mucho más oscura y sangrienta se retoma el final abierto de la primera con la llegada de la patrulla al muelle 14 para rescatar a Jack hasta la zambullida del furgón policial en el río con el policía asesino adentro.

Jay Chattaway sigue musicalizando la película manteniendo el tema principal y añadiendo nuevos scores que siguen la misma línea musical sin desentonar y el coordinador de dobles Spiro Razatos en el mismo doble rol. El film fue otro éxito especialmente en el mercado del video.

Maniac_Cop_3-200113596-large

Después de otros dos años tanto Cohen como Lustig consideraron realizar otra entrega aprovechando el final abierto de la segunda película, pero aquí comenzaron las complicaciones del rodaje. Primero la financiación quedó a cargo de First Look Pictures (subsidiaria de la Overseas Film Group en ese entonces) y Neo Motion Pictures quienes otorgaron un presupuesto inferior a la 2 pero superior a la primera y todo termina pareciendo como un proyecto acotado pero que sigue siendo interesante.

En este caso bajo el subtítulo de Badge of Silence (placa del silencio), la película al igual que sus predecesores continúa poco tiempo después de los hechos finalizados de la segunda entrega con Robert Davi de nuevo haciendo del detective Sean McKinney y Robert Z’Dar como Matt Cordell, la nueva protagonista es Caitlin Dulany como la doctora Susan Fowler y el nuevo malo es el actor Jackie Earl Harley como el drogadicto y peligroso Frank Jessup. La historia gira en torno a una protegida de McKinney, la oficial Kate Sullivan, que por su conducta ruda que ha sido apodada por sus compañeros como “Maniac Kate” por su uso de la fuerza excesiva, algo que al teniente no le agrada; en un asalto la oficial dispara contra el psicópata Jessup en un confuso hecho, editado por un noticiero sensacionalista, por el cual ella termina en coma cerebral y con la cuidad debatiendo si la debe seguir manteniendo con el respirador o practicar la eutanasia para evitar un conflicto judicial con el ladrón, que busca demandar a la ciudad por brutalidad policíaca. A partir de ahí el policía maníaco, que fue revivido por un sacerdote vudú con fines maléficos, se va a interesar por la oficial Kate e intentará desposarla en un rito vudú en una iglesia abandonada para que el cuerpo reviva del más allá como su fiel esposa.

El guión de Larry Cohen tuvo complicaciones para ser ejecutado por las limitaciones de presupuesto, el cual generó muchas discusiones entre William Lustig y los productores por cómo estaba saliendo el film hasta que un día abandonó el set del rodaje unos días antes que se acabara la filmación, es por eso que el productor Joel Soissontuvo que dirigir lo que faltaba; claro que esto no se reflejó en los créditos principales siendo explicitado recién en los créditos finales como director de secuencias adicionales (aunque en la edición del DVD su nombre fue agregado junto al de Lustig). Spiro Razatos continúa en el cargo de coordinador de stunt men y director de 2da unidad. El film aunque termina como siempre sucede con un final abierto no tuvo tanta repercusión y su baja performance produjo que no se realizaran una cuarta continuación en los 90, pero en éste nuevo siglo ya se está rumoreando de una remake para el 2014 que cuente toda la historia desde el comienzo. Como detalle adicional el logo de Maniac Cop en las dos primeras entregas fue creado por el cubano Pablo Ferro, reconocido diseñador gráfico cinematográfico y que tuvo como discípulos a los hermanos Greenberg que se especializaron en tareas de titulaje, producción y promoción en cine.

–         Federico Garzón Noguera

Anuncios

Un pensamiento en “Cine Clase B: La trilogía de Maniac Cop

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s