Cine: Stoker (i.e. Lazos perversos), sensualidad macabra


stoker-poster

Le duela a quién le duela, todas las personas que se involucran con el cine esperan llegar a Hollywood. Algunos dirán que es muy comercial, pero sigue siendo, en el fondo, a donde todos apuntan. Por eso, ya era raro que un director como Chan–wook Park tardara tanto en llegar a “la meca del cine”. Y, finalmente, no lo pudo haber hecho de mejor manera.

India Stoker es una adolescente retraída, casi ermitaña, que solo sale para asistir a clases. Su padre acaba de morir y la casa está llena de gente que no soporta, incluida su madre superficial. Entre los invitados al funeral, está Charly, tío de India, que ella recién conoce. Charly se invita solo a pasar unos días con madre e hija, y de a poco, empieza a levantar sentimientos encontrados entre ambas.

Lo primero que desprende el film es sensualidad y truculencia, algo recurrente en toda la filmografía de Chan–wook Park. Películas como Oldboy o Thirst, por citar sus dos más conocidas, tienen ambos elementos, pero con sutileza. Quienes esperen ver en sus anteriores films – o en éste – tetas y gore, se verán defraudados. Basta ver la escena en Lazos perversos donde la sobrina y el tío tocan el piano, para entender lo que pretende el cine de Chan-wook Park.

3

Por suerte para el surcoreano, se le respetó su rol de director y no se lo trajo para “americanizar” a un extranjero. Permanecen intactos sus planos secuencias que juegan con el decorado, o sus superposiciones que saltan de una escena a otra, o su recurso de experimentar con los colores (el rojo siempre está presente). Park aprovecha el excelente trabajo de fotografía, y el enorme caserón donde sucede la mayor parte de la trama, de por sí, transmite un aura de misterio.

También es destacable el papel que hace Mia Wasikowska (de ahora en más, Mia W., porque no pienso volver a escribir ese apellido). Hasta ahora, tanto como mujer y como actriz, me parecía la típica rubia genérica insulsa. Pero el pelo negro y el rol de rarita, a lo Merlina Adams, acentúan muchísimo su belleza y sus dotes de actriz. Creo que, moviéndose entre la sensualidad y la inocencia, encontró su registro, y espero seguir viéndola en papeles así. Otro actor que se luce es Matthew Goode (el Ozymandias del Watchmen de Snyder). Su apariencia física, entre elegante y afeminado, es perfecta para el papel, y además, el actor inglés dota de misterio y sensualidad a su personaje, y logra un buen tándem con Mia W.

05-stoker-22

Sin embargo, el trabajo de ambos se sostiene por lo bien llevada que está la historia. Lo que en apariencia parecería una película de venganza, termina volcándose hacia el incesto, la sexualidad y el deseo macabro de matar.

Quizás, como única critica negativa, podría decirse que el final la pifia. Si bien Chan–wook Park suele sorprender con sus giros finales, en esta ocasión la vuelta de tuerca no le salió tan redonda como en otras ocasiones (como en Oldboy, por ejemplo).

Stoker (según su título original) es un buen thriller psicológico, bastante perturbador y no apto para todo público. Esto último no lo digo porque sea fuerte, sino porque aquellos que quieran ver una boludes, deberían alejarse de este film.

Nota: 8

— Jorge Marchisio

Facebook: Yorsh A. Romero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s