Animé & mangas: Junji Ito, el horror cósmico se escribe en kanji


junji_ito_photo

La imagen del dentista siempre ha generado terror. ¿Acaso, querido lector, mientras aguardaba en una sala de espera y escuchaba el taladro en las muelas del paciente en el cuarto contiguo, nunca imaginó escenas de dolor extremo y delirios inimaginables? Si no es así, vea La tiendita de los horrores (Little Shop of Horrors) o El dentista 1 y 2, del productor de Re-Animator, Brian Yuzna.

Pero estoy divagando. El nombre que nos ocupa en este artículo fue odontólogo, y no sería extraño que, a partir de la agonía de sus pacientes, se haya inspirado en un sinfín de imágenes macabras y retorcidas. Hablamos del dibujante y escritor de mangas Junji Ito.

Nacido en la prefectura de Gifu en 1963, el autor siempre sintió admiración por el terror y sus diferentes facetas. Tanto era así, que decidió acercarse al mundo del manga y dejar de maltratar a las encías de sus compatriotas, inspirándose en autores como el controvertido escritor de manga y director de cine Hideshi Hino –creador de la infame saga de Guinea Pig– y el escritor estadounidense H.P. Lovecraft, responsable de los mitos de Cthulhu.

uzumaki-eye

Y es en el universo de este último autor donde encontramos buena parte de la magia y el horror que evoca la obra de Ito: mundos dominados por fuerzas incomprensibles, maldiciones con efectos catastróficos, fantasmas con sed de sangre y criaturas horrendas creadas por la perversión y la ambición de la humanidad, tan solo algunos de los tópicos que el japonés aprendió del norteamericano.

El estilo de dibujo en las obras de Ito es bastante simple y alejado de las obsesiones caricaturescas del manga. Algunos elementos expresivos -como la constante de los ojos ennegrecidos- acentúan los momentos de horror y violencia.

Para hablar de Ito, destacaremos tres mangas sumamente reconocidos en los círculos del underground, obras maestras para los fanáticos del género: Tomie, Uzumaki y Gyo

tomie-l0

Tomie, la fatalidad vestida de mujer

Publicada por primera vez en 1987 y serializada hasta el año 2000, Tomie nos narra capítulo por capítulo las desventuras de una suerte de femme fatale sobrenatural, quien le da el nombre a la tira.

Esta mujer es una entidad fantasmagórica que enamora a los hombres al punto de conducirlos a la obsesión, la locura y, finalmente, al asesinato.

Tomie muere una y otra vez, y siempre regresa a la vida para empezar otra relación enfermiza, con consecuencias igualmente retorcidas para todos los involucrados. Aunque es su obra prima, el manga nos muestra varias de las marcas registradas de Ito: entidades sobrenaturales o inhumanas, mutaciones y transformaciones repulsivas, violencia y gore (pero sin excederse).

Tomie es una de las obras más reconocidas del autor.  Una saga de siete películas se basó en la historieta, anticipándose a los fenómenos de Ringu (1998), de Hideo Nakata, y Ju-on (1999), de Takashi Shimizu (o, como las conocemos en nuestras tierras, La llamada y El grito, según sus adaptaciones para el mercado estadounidense).

uzumakin01g

Uzumaki: En el espiral del terror

Ninguna obra mostró tan claramente las obsesiones y delirios del autor como Uzumaki. No solo se acercó al horror cósmico y a las atmósferas macabras de Lovecraft, sino que elevó el arte de Ito a otro nivel.

Realizada entre 1998 y 1999, la historia narra, en varios episodios, los terribles hechos que suceden alrededor de un pequeño pueblo japonés, y las vivencias de un joven que puede percibir las fuerzas involucradas con dichos hechos.

Este pueblo está atrapado en una terrible maldición, la cual se relaciona con la figura del espiral (que en japonés se escribe uzumaki). La locura y el caos están tan presentes como en Tomie, pero las imágenes son tan poderosas y oscuras que se adhieren a la retina del espectador: un padre que se enloquece con los espirales al punto de querer ser uno con ellos, una mujer con una cicatriz que se convierte en un vórtice de muerte, un joven que se convierte en caracol, un hospital con pacientes sedientas de sangre…

En Uzumaki, el mundo es asfixiante, y cada una de sus historias nos lleva a un inevitable y mórbido final. El manga sería adaptado a la pantalla grande en el año 2000, sin grandes repercusiones en comparación con la versión impresa.

 gyo-631145

Gyo: El mar huele a muerto

“Criaturas marítimas genéticamente modificadas, creadas por el ejercito exclusivamente con fines bélicos, se escapan de su resguardo para atacar brutalmente a personas inocentes”.

Para el experto en cine clase B, parece una premisa sacada de la película Piraña, de Joe Dante, estrenada en 1978. En la misma, una unidad del ejército experimenta con los peces del título, los cuales se escapan para devorar a bañeros desprevenidos.

Pero en el caso de Junji Ito, todo avanza un paso más allá. Las cosas nunca son tan fáciles como nos gustaría creer.

En Gyo, las bestias no son solo peces, sino también tiburones y ballenas, todos sostenidos sobre patas de hierro, las cuales se mueven por la influencia de terribles bacterias que afectan a los seres humanos y los convierten, también, en bestias.

Por ende, los protagonistas de esta historia no solo deben sobrevivir al ataque de los bichos acuáticos, sino a las terribles consecuencias del gas que los impulsa –generado por dichas bacterias–, el cual genera devastación y pandemonio sin salida.

Realizada durante los años 2001 y 2002, Gyo mostró al autor con una trama más formal, pero sin perder sus desvaríos e imágenes chocantes.

En 2012, un ova de 71 minutos basado en el manga fue realizado por el estudio Ufotable, con ciertas desviaciones de la obra original.

En conclusión, vale la pena buscar la obra de Ito, quien afortunadamente, gracias a la magia de Internet, se ha vuelto un importante referente para un nicho mundial de fanáticos del manga seinen de horror, quienes esperan historias realmente duras, creativas y sin contemplaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ADVERTENCIA: LA SIGUIENTE ENTREVISTA SE ENCUENTRA EN INGLÉS Y NO POSEE SUBTÍTULOS EN CASTELLANO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s