Sagas & series: Daria: el fenómeno alternativo


daria1
Si hablamos de una personalidad cínica y misantrópica, la cultura popular contemporánea inmediatamente nos catapulta al bombazo televisivo que significó la serie de televisión House M.D, donde nos ponían en la carne de un medico con cualidades deductivas excepcionales, como también con una actitud despectiva y acida al prójimo difícil de analizar.

Unos años antes, en 1997, la cadena televisiva Mtv daba luz a Daria, una sitcom animada de 5 temporadas, 66 episodios y 2 películas, que nos contaba algunas situaciones durante dos años en la vida de una chica adolescente bastante especial  y su entorno.

La idea del personaje surgió de otro importante caballito de batalla para el canal de música, Beavis y butthead de Mike Judge en 1993. En el programa, era compañera de clase de los protagonistas.

El personaje encarnaba la imagen de una adolescente conflictiva, inteligente y con actitud bastante sarcástica.

Aún con esas características totalmente opuestas a la estupidez y la obscenidad del dúo (que le daban el desagradable mote de  “Diarrhea”), era la única persona que sabía quienes eran y no tenía problema en darles consejos (o aprovecharse de ellos en el mejor de los casos), que como siempre terminaban en desastre o con consecuencias grotescas.

Su aparición más importante fue en la segunda temporada en el capitulo Scientific Stuff, donde se le encomendaba hacer un proyecto de clase con el par. El capitulo termina con un giro bastante interesante: los dos impresentables de siempre se someten como ratones de laboratorio para demostrar que su estupidez puede ser científicamente explicable.

Ante el éxito que dejó el programa, MTV decidió hacer un spin off con la llamativa muchacha. Mike Judge cedió los derechos de Daria, pero no se involucró en el proyecto y dejó todo en manos de Gleen Eichler, quien por aquel momero había trabajado en el programa y también era conocido anteriormente por escribir episodios de Rugrats y de la versión original de Married  with children.

Brittney, Daria and Jane (from left) in Daria.

La historia dista a años luz del humor soez y vandálico del par de impresentables que todos conocemos.

Todo comienza con Daria Morgendorffer, nuestra antiheroina, mudándose con su familia de Highland (el pueblo de la anterior encarnación del personaje) a Lawndale.

En su nueva escuela, al no preocuparse por su aspecto, no sentir cercanía a sus compañeros y dar prioridad a su faceta intelectual, es ignorada por buena parte de su nuevo entorno, en su mayoría compuesto por seres superficiales y sumamente insensibles. En ese ambiente conocerá a su primer gran amiga, Jane Lane, con quien compartirá sus desventuras.

Las experiencias de Daria irán de convivir con su amiga jane y su hermano, sus compañeros, (en su mayoría estereotipos exagerados, estúpidos y alienados), maestros entre excéntricos y autoritarios,su singular familia ,etc.

En el medio, nos mostraran el mundo y las situaciones de estos personajes, desde las discusiones sobre moda y estética de Quinn y sus amigas del club de moda, las experiencias de sus compañeros de clase, su alocado padre y su madre adicta al trabajo, Trent y su banda mística espiral, entre otras cosas.

En ese sentido, son los detalles los que lleva a Daria a ser una de las series animadas más enigmáticas no solo de la MTV, sino de la animación en general durante los 90s.

Los diálogos burlones y ultra ácidos que proponía Daria, las referencias a libros, pensadores, filósofos y escritores, como las conclusiones, las reflexiones y situaciones que rondaban este mundo, eran algo nunca visto en un programa de este tipo, o al menos personal en un entorno que parecía tener a Los simpsons como su mejor estandarte en dar un mensaje profundo y políticamente incorrecto a las juventudes norteamericanas.

Las comparaciones con la familia amarilla parecen inevitables. Desde la idea del programa fetiche como es en este caso del programa sensacionalista Mundo enfermo y triste, a contrapelo de Tommy y Daly con su parodia a la violencia caricaturesca, hasta la imagen de la niña prodigio con un entorno desencantado como es Lisa Simpson,  aunque esta claro que Daria esta lejos del activismo político y si a unser despreocupado que toma un minimo recaudo con sus experiencias personales.

Afortunadamente, menos alguna referencia musical implícita (poster pegados de bandas), la serie no recurre al chiste del personaje importante invitado o a la necesidad de hacer reir a cada rato.

En ese sentido, lo importante de Daria no es necesariamente el humor (que lo tiene) sino las historias que en general siempre están en contraste con ideas como la idea de la  aceptación a lo diferente (hablando del Bullying más de 10 años antes que se reconociese el problema), la negación a valores que apuestan a una cultura de consumismo autodestructivo, la oposición al abuso de autoridad y la importancia del saber, entre otros temas.

daria2

Con eso a cuestas, las relaciones sentimentales tendrán un importante papel, sobre todo el amor platónico que Daria sentía por Trent Lane, y la aparición al final de la tercera temporada de un personaje nuevo, Tom Sloane, quien primero se acerca a Jane, generando un conflicto entre ambas. Esta situación tomaría un giro al final de la cuarta temporada llevando a la misma Daria a tener una relación con el mismo Tom.

Estos conflictos, generan una interesante quiebre en la historia, que no la rebaja a la simple cursilería, sino que la pone en un marco de reflexión sobre algunas de las situaciones típicas que vive cualquier adolescente.

Daria, con sus 6 años de emisión, marcó un interesante quiebre argumental para la animación para adolescentes. Logró mostrar las inquietudes de un sector de la juventud  inconformista que se encontraba en un entorno banal que no le correspondía, y lo saco del universo marginal para volver a ponerlo en sintonía con expresiones culturales del pasado como el movimiento beat de los cincuenta y más cercano en el tiempo, al movimiento punk, sin volverse plástico y carente en el alma en el intento.

¿Era perfecto? No. Pero con su imperfección uno sentía que la protagonista tenía una real justificación a su comportamiento, sobre todo el abuso de personajes estereotipados poco elaborados.

Mtv no volvería a producir un programa de estas características, y seguiría impulsando proyectos mucho más caricaturescos y surrealistas, siguiendo esa línea entre adolescente y adulta como en el pasado.

A aquellos que disfruten tener siempre un libro a la mano, sientan que su escuela es o fue un infierno, amen todas las facetas artísticas y tengan una visión sumamente despectiva del mundo que los rodea, encontraran  en Daria un potencial tesoro que merece ser visto al menos una vez. Ustedes deciden.

Mariano Lastiri

Anuncios

Un pensamiento en “Sagas & series: Daria: el fenómeno alternativo

  1. Pingback: LOUDfuckin’classic: Daria “Querida Cínica y misantrópica de la Generación X”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s