Cine: Django Sin Cadenas… Que la libertad ruja


Django-encadenado

Y por fin llega a nuestras salas Django sin cadenas (Django unchained, 2012)una de las películas más polémicas de este verano. Polémica armada por sectores ultra conservadores, Ned Flanders o gente que quiere hacerse ver. Y es que donde muchos se escandalizan porque en una película que trata sobre la esclavitud dicen la palabra “nigga” (término despectivo para decir negro a alguien), yo vi una obra maestra contemporánea.

Estamos a dos años de la Guerra Civil estadounidense. El alemán Dr. King Schultz es un cazarecompensas en búsqueda de tres hermanos criminales. Para eso compra al esclavo Django (Jamie Foxx), quien conoce a dichos malvivientes. Mientras emprenden su camino, Schultz empatiza con Django y le hace la promesa de que tras cumplir su cometido, lo acompañara en la búsqueda de su esposa, también vendida como esclava.

En opinión personal nos encontramos ante el Tarantino más maduro de todos. Lejos de regodearse de escenas largas que no llevan  ningún lado para mostrar su pericia a la hora de dialogar banalidades, en esta ocasión se prescinden de ellas para darle más dinamismo a la peli. Ojo, no desesperéis, hay escenas made in Tarantino 100% (en especial una sobre unas capuchas).

Y no es únicamente que digo que Tarantino alcanzo su maduración. Si no porque supo construir quizás el mejor personaje de toda su filmografía. Y sí, estoy hablando del Dr. King Schultz. No solo la interpretación de Christoph Waltz vuelve a ser magnifica, si no que el propio personaje está concebido de forma magistral. Es un caza recompensa alemán, que no titubea en matar a sus presas, incluso si estas están con sus familias. Pero en sus conversaciones con Django se queda atónito al ver el mal trato hacia los negros por el mero hecho de ser de otra raza. Ni hablar cuando la historia lo lleva a Candyland, lugar donde ser negro es sinónimo de muerte segura y horrible. Sus caras y la repulsión que muestra  al ver las bajezas que sufren los esclavos. Tarantino no necesito recurrir a un personaje santurrón o moralista, solo le basto poner a alguien de otro país para hacer su crítica al esclavismo.

django

Pero no solo el personaje de Waltz es genial, el resto del elenco cumple a la perfección. Jamie Foxx quizás es el que menos luces se lleve (a pesar de ser el protagonista) porque su personaje es el más medido de todos. Igual, al principio de su relación con Schultz es cuando vemos el talento del actor al interpretar a un negro que sorpresivamente es tratado como humano.

Luego tenemos el tándem Leonardo DiCaprio y Samuel LJackson. O mejor dicho “el dúo racista”, ya que por estos dos personajes se armó todo el revuelo de críticas injustificadas. Y es que, haber, si estamos ante un esclavista sureño, y su criado mayordomo que de tanto tratar con su amo actúa como otro blanco, es natural que traten a los negros de forma brutal y les digan nigga, pero bueno, quizás algunos esperaban que en vez de usar dicho término despectivo, les digan “gente de chocolate”. En cuanto a sus actuaciones, DiCaprio da rienda suelta a un histrionismo poco visto en él, pero que le calza perfecto al personaje. Pero es que Samuel L. Jackson se saca de la manga a un mayordomo que en realidad es el que controla las decisiones del lugar, siendo tan racista que haría sentir incomodo a cualquier miembro del Ku Klux Klan.

Pero si la construcción y el guión son geniales, Tarantino le hace un guiño a los fans de los westerns. Ya sea canciones, frases, personajes o situaciones de aquellas pelis clásicas de cowboys se hacen presente constantemente. En este sentido no defraudara a nadie.

La utilización de la música vuelve a ser otra “tarantineada”. Los temas clásicos están ahí, pero es que a la hora de los tiroteos, cuando uno espera que salga un Ennio Morricone a todo volumen, escuchamos un rap. Y como suele pasar, estas raras combinaciones les quedan bien.

Django sin cadenas es la muestra clara que un director puede hacer una de sus mejores películas, sin traicionar su propio estilo, pero sin la necesidad de repetirse hasta el hartazgo. También es el claro ejemplo de que aún se vive en una sociedad arcaica, que se escandaliza por boludeses superficiales sin intentar (o poder, nunca se sabe), mirar más a fondo.

Nota: 10

Un saludo rompiendo las cadenas.

Jorge Marchisio

http://acanosecoje.blogspot.com.ar/

Anuncios

Un pensamiento en “Cine: Django Sin Cadenas… Que la libertad ruja

  1. Es de las mejores películas a pesar de tratarse de una película que refleja un tema fuerte como lo es la esclavitud, me gusto la la actuación de Christoph Waltz como un cazarecompensas, aunque maneja muchas escenas cargadas de sangre, de disparos y de pelas que deja cierta moraleja sobre estos temas polémicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s