Estreno: Skyfall


La nueva película de James Bond – el episodio número 23 de la venerable saga de espionaje – marca la tercera participación del británico Daniel Craig en el rol principal. Será secundado, esta vez, por las Bond girls Bérénice Marlohe y Naomie Harris; la veterana Judie Dench en su séptima (y última) aparición como M, directora del servicio de inteligencia MI6; y el consagradísimo actor español Javier Bardem, quien al contrario de su compatriota Antonio Banderas, ha logrado esquivar el estereotipo de latin lover (salvo en Vicky Cristina Barcelona, donde sin embargo fue algo más que un latin lover) y acá aparece como el inquietante villano de la trama (aunque en esto sí cumple un cliché de Hollywood: el malo extranjero con acento ‘raro’).

El director del film es Sam Mendes, ex marido de la hermosísima Kate Winslet y afamado realizador de Belleza americana y Jarhead. A primera vista, no parece ser alguien indicado para desarrollar una cinta de acción y suspenso. Incluso en su film bélico, Jarhead, del que se podrían esperar algunos tiroteos, los protagonistas sobreviven la guerra del Golfo casi sin enfrentar al enemigo. Los momentos más impactantes no son, como en Salvando al soldado Ryan, representaciones de violencia y muerte, sino pasajes surrealistas, donde los conscriptos atraviesan campos desérticos iluminados por torres de fuego, la noche una hilera de llameantes pozos petrolíferos. Sin embargo, este mismo Mendes, galardonado con un Oscar en 2000, por Belleza americana, es el hombre detrás de la cámara en Skyfall. Habrá que ver cómo el director británico maneja las escenas de acción que se esperan de la franquicia, especialmente luego de que Quantum of Solace, la anterior de Bond, fracasara en este aspecto. En aquel caso, el director de turno fue Marc Forster, otro inexperimentado en la materia.

En Skyfall, Bond investiga un misterioso ataque dirigido al corazón de MI6, perpetrado por un ex agente del servicio de inteligencia, Raoul Silva. Cuando sucede la ofensiva, Bond se encuentra fuera de servicio, disfrutando de una suerte de retiro temprano. Sucede que, un tiempo atrás, salió herido durante una misión en Turquía, luego de la cual fue erróneamente catalogado como “ausente, presumido muerto”. Esta situación le concede al agente 007 una buena pantalla para distanciarse del trabajo. Pero, tras la explosión en MI6, Bond se ve obligado a retomar sus responsabilidades y averiguar el origen de la agresión.

A continuación les dejamos el espectacular trailer de Skyfall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s