Íconos de la segunda oleada de animé y manga en la Argentina: Parte 3


Finalmente llegamos al último caballo de batalla del tridente que conformó la segunda oleada de animé y que colocó los cimientos del género en la Argentina a nivel comercial y social, lo que permitió que muchos otros títulos y propuestas pudiesen llegar acá de una mejor manera y sin tantos prejuicios culturales que tanto habían marcado al animé en sus primeros tiempos.

Ya pasaron 12 años aproximadamente desde la última vez que Sailor Moon pisó pantalla alguna en Argentina, pero es dificil olvidarse de ella. Es este uno de los títulos que ayudó a revivir el concepto “que copado es el anime!” en Occidente, en Argentina y también en toda América Latina. Asimismo, hay que agradecer que, en cierta forma, “desnerdizó” al grupo de fanáticos de cada país, ya que era una serie que llamaba la atención tanto a los televidentes casuales como a los más acérrimos otakus (término que no se conocía hasta ese entonces y que tecnicamente significa una persona con fuertes intereses, aunque hoy en día se usa para definir a los fans de animé y manga).

Como en el caso de Saint Seiya en su Japón natal, no se le puede otorgar a Sailor Moon los mismos méritos que tuvo acá, pero sí otros propios. Por ejemplo, fortaleció el género “magical girl“,  cuando el mismo ya estaba muy decaído. Decenas de series y mangas agradecen hoy su existencia y el talento de Naoko Takeuchi, su autora, quien curiosamente también se caso con el mangaka Yoshihiro Togashi, el autor de Yuyu Hakusho y Hunter x Hunter.

El orígen de Sailor Moon se remonta a 1991, cuando Naoko inició un nuevo manga en el trimestral Run Run de Kodansha. Se trató nada menos que de Codename wa Sailor V . De tal manera agradó este piloto a la editorial, que se propuso emprender inmediatamente un animé del manga junto con la gran compañía TOEI Animation. Sin embargo, la autora prefirió crear una obra completamente renovada, a la que Sailor V se integraría. Su proyecto multimediático consistió en un manga escrito por ella misma, otro hecho por la casa y el animé que todos conocen, para el cual se crearon 5 arcos argumentales: Sailor Moon (46 episodios correspondientes a los tomos 1 al 4 del manga); Sailor Moon R (43 ep. correspondientes a los tomos 4 al 7); Sailor Moon S (38 ep. que se corresponden a los tomos 7 al 10) ; Sailor Moon Súper S (39 ep.  correspondientes a los tomos 12 al 15) y finalmente  Sailor Moon Star (34 eps. que corresponden a los tomos 16 al 18).

La premisa fue y es muy simple pero súper efectiva. Se trata de las aventuras de 5 chicas, de las cuales una resalta por lo idiota y atolondrada, pero también por su buen corazón y por la amistad que la une al resto del equipo. Eso sí, estas aventuras no fueron las que se podrían esperar de un típico y meloso shojo (mangas para adolescentes femeninas). Las chicas tienen todas la misma edad pero personalidades completamente diferentes y, en situaciones de peligro, se transforman en Sailor [insertar planeta o satélite natural]. Estas transformaciones y situaciones se repiten capítulo a capítulo, pero son tan adictivas que da igual que no varíen en nada. Además, siempre hubo lugar para la comedia en esta serie, ya sea por la idiotez de su protagonista, las intervenciones de las demás chicas o lo delirante de los enemigos de turno. Salvo, claro está, cuando llega el final de cada temporada y todo se vuelve más dramático, lacrimoso y hasta mortal.

La peculiar protagonista se llama Usagi Tsukino – Serena en el doblaje – y es acompañada por sus compañeras Ami Mizuno (AMY/Sailor Mercury), Rei Hino como Sailor Mars, Makoto Kino (Lita/ Sailor jupiter) y Minako Aino (Mina/Sailor Venus o V). Tambien está el interés amoroso de Serena, Mamori Chiba – Darien en el doblaje – quien se transforma en Tuxero Mask, nada menos que el guardián del planeta Tierra.

Sailor Moon se extiende  a través de 5 series de anime, 18 tomos de manga, tres películas, 29 musicales, incontables videogames y merchandising, una serie “live action” (o sea, con protagonistas de carne y hueso) de 49 episodios, más de 2 especiales y hasta un musical “live action”. Gracias a esta serie y a su influencia, pudimos ver productos de las Clamp como Sakura Card Captor o Magic Knight Rayearth, Puella Magi Madoka Magica Corrector Yui, etc ( las dos ultimas no son de Clamp).

La repercusión de Sailor Moon en Japón fue inmediata, pero no sucedió así en EEUU. En su primera difusión por televisión estadounidense, la serie fue cancelada a la mitad del segundo arco, es decir, Sailor Moon R. Esta primera tanda de episodios sufrió una incontable cantidad de correcciones y censuras. Por suerte, tras la cancelación surgió una renovada demanda por la franquicia y la serie se volvió a emitir. Los nuevos episodios, particularmente desde Sailor Moon S, pasaron a respetar al producto original, salvo detalles que se deben más por torpeza que por otra cosa.

De la serie “live action” – que es la más reciente en cuanto a emisión y que se llama Pretty Guardian Sailor Moon – se puede rescatar el nuevo logo oficial, que aparece en las nuevas reediciones del manga y sus derivados, y también que la gata Luna, confidente y protectora de Serena, puede transformarse en Sailor. La serie no es muy diferente de los clásicos super sentai (el género al que pertenece Power Ranger), pero se actualizó en lo referente a la vestimenta y los accesorios.

Para cerrar este ciclo de artículos sobre la segunda oleada de animé, debo advertirle algo a los lectores. Ciertos grupos elitistas del animé plantean que lo que yo llamo una segunda oleada es en realidad una tercera. La primera oleada, según estos, estaría conformada por tanques como Capitan HarlockHeidiMeteoro(Mach Go Go Go), Mazinger, Macross/RobotechCandy CandyAstroboy  y Kimba el león blancoSin embargo, personalmente considero que esta supuesta primera oleada no tuvo la fortaleza para diferenciarse de las series norteamericanos de aquella época (como He-ManLas Tortugas Ninjas, Los cazafantasmas, etc.). Para mí, una oleada es un momento de quiebre o modelación cultural donde un nuevo evento rompe con o modifica un paradigma preexistente. Lo que los susodichos elitistas llaman la primera oleada, según mi criterio, no lo es porque no impuso la moda del animé como sí logró hacerlo la oleada del 80 y 90 – la verdadera primera oleada – que estableció los conceptos otaku, animé y manga. De todas formas, estos conceptos se terminaron de popularizar recién con la segunda oleada a la que nos referimos en estos artículos. La misma se masificó de manera contundente con los tres animés que tratamos en estas notas y que continuaron la popularización de la animación japonesa que había empezado en la oleada anterior. Este efecto se puede ver a simple vista con el merchandising que se difundió por todos los estratos sociales y comerciales y que generó una moda que hoy en día se considera cotidiana.

Una cosa curiosa es que hoy en día el animé está en declive por los servicios online y de piratería. Es mucho más fácil descargar o mirar animé por Internet – muchas veces de manera totalmente gratuita – que pagar por una copia física. Agregándose a eso, que la animación norteamericana recuperó buena parte del terreno perdido a la industria nipona, gracias a grandes producciones como Ben 10 y Generator Rexhíbridos orientales-norteamericanos como Avatar, la leyenda de Aang y producciones en 3D y CGI como Ultimate Spiderman y Green Lantern: The Animated Serie(series que empezaron a emitirse hace poco). Sin embargo, no se puede negar la influencia de la animación japonesa en los dibujos estadounidenses, que han mejorado su nivel de diseño y calidad visual, proceso que también se puede notar en sus productos y juguetes.

 

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s