House: Radiografía de un paciente singular


Que puedo decir de este personaje tan complejo como  estimulante que no dije en el post anterior, House es un acérrimo ateo que,  constantemente,  quiere hacer ver a la gente que él tiene “la razón” en esos temas. También es un observador de elite, que con una sola mirada sabe cuál es la enfermedad que padeces y hasta los motivos por los cuales la contrajiste (las escenas de él atendiendo en la clínicas son el perfecto ejemplo de esto) y,  inclusive,  disfruta  torturando  psicológicamente a la gente,  aunque MUY EN EL FONDO es una buena persona que cuenta con un único amigo, el DR. James Wilson, jefe de oncología del hospital universitario. (Un maquiavélico anti-héroe típico)

A lo largo de la serie, vemos que se toma como tema  esa faceta de su personalidad, siendo, tal vez,  el mas emblemático en ese sentido, el capitulo 19 de la segunda temporada “House vs Dios”. Con la filosofía de “todos mienten”, la capacidad detectivesca del legendario Sherlock Holmes (de los que hay muchísimos guiños sobre los que hablaremos más adelante) y su constante demostración de usar el método socrático en mas de una ocasión y en especial en el episodio llamado método socrático ( episodio nº 7  de la primera temporada) todo al que le guste la serie puede sacar de ellas temas que van desde la psicología, la filosofía, la pedagogía, las técnicas medicas y hasta criticas sobre las personas y el ser humano. Hay mucho material que no podría plasmar en este breve espacio.

Dichos temas  fueron tratados en  distintos libros que toman como base a la serie. Uno de ellos es “La filosofía de House”. Todos se centran en estos debates morales, situaciones y circunstancias que suceden cuando House encabeza un equipo de diagnostico en el ficticio Hospital Universitario Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey.

Pero como todo tiene un principio así como un final,  empecemos  por hablar de cómo y cuando nació esta serie que marca un antes y un después a la hora de pensar cómo tiene que ser un personaje principal en una serie en general y, específicamente, en una  sobre médicos.

La serie fue creada por David Shore quien, además, es productor junto a Paul Attanasio, Katie Jacobs, Bryan Singer y, en los últimos tiempos, Hugh Laurie. El argumento fue una idea de Paul Attanasio, basándose en una columna medica escrita por al Dra. Lisa Sanders en el periódico “The New York Times”, mientras que la creación de los personajes recayó sobre Shore después de su visita a un Hospital universitario. Los estudios y escenarios están ubicados en Century City, un distrito de Los Ángeles, california. En el año 2004 David Shore y los productores Katie Jacobs y Paul Atanasio le presentan a la cadena FOX el proyecto de un programa medico detectivesco tipo CSI pero con la particularidad de que los criminales son las enfermedades y los detectives los médicos.

Después de que Paul Attanasio presentara la idea a David Shore – escritor y productor de series como Law & Orden o Due South – y de que éste recibiera la condición por parte de Fox de que, en el hospital, “no hubiese batas blancas”,  la FOX adquirió el producto bajo el nombre de “Chasing Zebras, Circling the Drain” (Zebras es una jerga medica para casos inusuales y Circling the Drain para casos terminales) por lo cual la premisa original de la serie fue que un equipo de doctores trabajaran en conjunto para “diagnosticar lo indiagnosticable”. Shore, con buen criterio, requirió  que el personaje principal pudiese examinar a los pacientes, diagnosticar las dolencias y averiguar sus más profundos secretos. Por ende, junto a la experiencia que tuvo en la escuela-hospital donde sintió que al irse muchos de esos doctores se reían y jactaban de su ignorancia a sus espaldas, y pensó ¿pero que pasaría si ese/os doctores lo hicieran antes que dejes el Hospital? Lo cual permitió pulir el personaje de House (más que nada su manera de pensar hacia los demás) y la  premisa del show, que estaría reflejado en el titulo del episodio piloto: “Everybody Lies” (Todo el mundo miente). Una cosa curiosa es que muchos de los  misteriosos casos de la serie nacieron de Shore, basándose en los escritos de Bertón Roueché, una columnista de la revista “The New Yorker”, quien escribía sobre intrigante casos médicos que acontecieron entre 1940 y 1990.

La idea de esta serie es muy original y elaborada. Otras series médicas, como ER y Chicago Hope, se habían centrado en las situaciones de los personajes, y estuvieron más cerca de la telenovela que del tratamiento de los casos en concreto. Es más, a pesar de la marca que han dejado  las series medicas, las mismas son  satirizadas en House, ya que se su protagonista mira series de ese estilo sin perderse casi ningún capitulo e incluso termina embobado cuando, en la vida real, debe atender al actor estrella de una de esas series. Pero las mismas, reitero, son satirizadas, y se las caracterizan como verdaderos culebrones, muy lejos de ser dramas serios, lo que marca así una diferente con House.

Es decir, acá la serie se puede ver de distintas maneras por sus mini-arcos argumentales, siendo una ventaja que los casos son de un solo capitulo y no consecutivos, salvos los episodios especiales de 2 horas o de 2 capítulos. A continuación, repasaremos ciertos marcas identificatorias de la serie, a lo largo de sus varias temporadas.

1-   El arco argumental de cada episodio casi siempre gira alrededor de cómo resolver una enfermedad puntual, en un constante ensayo y error por parte de House y su equipo tras cada junta de diagnostico a lo largo del episodio, hasta que House tiene la epifanía reveladora de la verdad de quién es el “criminal” en cuestión que atenta desde adentro de su paciente.

2-   Se puede ver la evolución de los personajes a lo largo de las temporadas, y también descubrir sus características personas, que siempre House se encarga de resaltar. Además, House guía a su equipo por senderos y discusiones que muchas veces inspiran más caos que orden, pero que, al final, desembocan en resultados positivos, tanto para los doctores como para los pacientes.

3-   La personalidad de House como genio, ególatra, tirano, maltratador hacia  todo los demás, inclusive hacia su único amigo el Dr. Wilson, obsesivo (a la hora de enfrentarse a una enfermedad) y  autodestructivo por regla general.

4-   El método empleado para descubrir la enfermedad, sin importar lo que tenga que hacer, al mejor estilo maquiavélico de “el fin justifica los medios”.

5-   Los distintos dilemas impuestos a los personajes por House o los mismos pacientes a todo el equipo ( y todos nosotros), y , en pocas ocasiones, de los pacientes a House como el episodio escrito y dirigido  por el Juan José Campanella (“un dia, una habitación” episodio 12 de la tercera temporada) que tiene la particularidad estar basado en A puerta cerrada (obra) del filósofo Jean-Paul Sartre.

6-   Los dilemas morales y situaciones limites que se producen y aparecen constantemente en la series, incluso hasta para producir una relación romántica retorcida y masoquista.

7-   Y muchas cosas mas que serán tratados en otro apartado….

En la segunda parte se desarrollaran los personajes y temporadas que hubo en el programa, las comparaciones de House con Sherlock Holmes, sin embargo acá les dejo una de las entrevista al actor principal (una de las mejores y mas reveladoras).

Y para despedirnos de este log, esta foto de mi amigo House

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s