Íconos de la segunda oleada de animé y manga en la Argentina: Parte 1


El fenómeno de Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco en la Argentina) es un caso interesante. Es una serie que se convirtió en un hito mundial, y que llegó a la Argentina como uno de los principales caballos de guerra – junto con Sailor Moon y Dragon Ball – de la segunda oleada de animé en el país. Con sus luchas constantes y sus derrames industriales de sangre, este animé conmovió a multitudes como pocas veces se ha visto. En lo personal, recuerdo el álbum de figuritas de Saint Seiya, que intenté completar junto con mis amigos del colegio. Y, para la misma época, también recuerdo lo orgulloso que me sentí por el mero hecho de que el más poderoso entre los caballeros dorados llevaba mi propio signo.

Lo curioso es que Saint Seiya no cuenta con el mismo grado de popularidad en su Japón natal. Ni siquiera le llega hasta las rodillas a otros animés, como las sagas de Gundam, las cuales ocupan, en el contexto cultural japonés, un lugar parecido al de Star Trek en Estados Unidos (tal es el caso, que el mismo gobierno japonés financió la construcción de una gigantesca estatua en honor a la serie, y hasta llegó a pedir que se cotizara la posible construcción de un verdadero Gundam). Por lo tanto, algunos se preguntarán por qué Saint Seiya no tuvo tanta acogida en su propia tierra, cuando en el resto del planeta ha hecho estragos. Así sucedió en Francia, por ejemplo, donde se transmitió la primera emisión de la serie fuera de Japón (algo sorprendente, ya que, por regla general, son los vecinos asiáticos los primeros en emitir las series niponas) y donde resultó ser un éxito arrasador.

Como dije anteriormente, Saint Seiya, Dragon Ball Sailor Moon conformaron la segunda oleada de animé en la Argentina, luego de los primeros pasos aportados por Capitán Tsubasa (Super Campeones) y Macross (conocido en nuestro continente como Robotech, versión occidental que recopiló material de tres shows distintos, Fortress MacrossCavalry Southern Cross y Genesis Climber Mospeada), entre muchos otros.

Pero regresemos a los caballeros atenienses. Como casi todo animé, Saint Seiya está basado en un manga. Este último consta de tres arcos argumentales: “Saga del Santuario”, donde arranca el torneo galáctico que introduce a todos los personajes; “Saga de Poseidón”; y, finalmente, la “Saga de Hades”. Los dos primeros arcos fueron los que se conocieron por televisón, más una saga inventada, la “Saga de Asgard”, que se basa en un unitario del manga que fue escrito y publicado sin intervención del creador de la obra, Masami Kurumada. “Asgard” fue incorporado al animé para hacer tiempo, ya que, para ese entonces, el animé había alcanzado la historia del manga hasta el cierre de “Santuario”, y el autor del mismo todavía no había completado la “Saga de Poseidón”. Fue el principio del fin para Saint Seiya, por lo menos en Japón. La serie no pudo remontar su nivel de audiencia y no se llegó a completar la “Saga de Hades”, la más prometedora entre los tres arcos argumentales. Encima, se tuvo que abandonar la promesa de producir una “Saga del Cielo”, que hubiera completado la tríada divina del Olimpo. El 14 de febrero del 2004, apareció en los cines japoneses un intento de retomar esta última promesa, pero fracasó porque su trama resultó ser demasiado confusa para los fans, quienes, sin embargo, no le quitaron mérito al excelente nivel gráfico de la película.

Tras constantes pedidos de miles de fanáticos alrededor del mundo para que se completara la versión animada de la “Saga de Hades”, y luego de 12 años, una productora volvió a apostar por los caballeros atenienses. En este caso, lo hizo a través del formato OVA (video animado original, por sus siglas en inglés. Esto significa que la serie o los capítulos de una serie se lanzan directamente en video, con una calidad superior a los capítulos que se transmiten por televisión). La chispa que alentó el relanzamiento de Saint Seiya fue un video hecho por un fan francés llamado Jérome Alquié (compartida al pie de esta nota). A él le debemos todo el revival de Saint Seiya, que produjo el OVA de la “Saga de Hades”, dividida en tres capítulos – Sanctuary, Inferno y Elysion – y además dio paso a las publicaciones de Episodio G, Lost Canvas y Next Dimension (esta última escrita por Kurumada). Hoy en día, se habla de una nueva serie, con una renovada generación de caballeros, llamada Saint Sieya Omega. Los caballeros volvieron para quedarse. Y ya se puede ver el trailer en YouTube de una nueva película, de la que hablaré más adelante.


(Lee la entrevista con Jérome Alquié sobre su video: https://www.facebook.com/note.php?note_id=118460541558169)

<a rel=”author” href=”https://plus.google.com/107005891006004217533“>Maximiliano R. Esposito</a>
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s